¿Qué son los ozonizadores?

Un ozonizador es un dispositivo utilizado para producir o aplicar ozono. Los ozonizadores se utilizan para purificar el aire o el agua, destruyendo bacterias y eliminando muchas sustancias indeseables. A menudo, utilizan electricidad de alto voltaje para producir ozono.

El ozono es un gas incoloro. Consta de tres átomos de oxígeno y es altamente reactivo. El ozono está presente en los niveles superiores de la atmósfera, proporcionándonos protección contra rayos ultravioleta nocivos. A niveles atmosféricos más bajos, sin embargo, el ozono está formado por contaminantes y puede ser peligroso para la salud de los seres humanos y otros seres vivos. Se utiliza para muchas cosas, incluyendo el aire desodorizante, el agua purificadora y la desinfección a nivel industrial.

A menudo, un ozonizador se utiliza para la purificación del aire. Según los defensores de los ozonizadores, las máquinas tienen la capacidad de eliminar olores, reducir los humos químicos, disminuir las concentraciones de cigarrillos y otros tipos de humo, y eliminar las bacterias dañinas y el moho. Se dice que estas tareas se llevan a cabo usando una combinación de ozono e iones negativos. La purificación del aire es el uso más común de un ozonizador en los Estados Unidos. De hecho, algunas empresas de restauración profesional utilizan ozonizadores para eliminar los olores dejados por los incendios y las inundaciones.

Por lo general, un ozonizador diseñado para purificar el aire en el hogar o en la oficina es lo suficientemente pequeño para permitir una fácil portabilidad. La mayoría del enchufe en un enchufe eléctrico regular. Algunos ozonizadores cuentan con temporizadores prácticos y controles separados para manipular el ozono y las emisiones de iones negativos.

Otro uso típico de un ozonizador es la limpieza de un arrecife o acuario marino. Cuando se utiliza para este propósito, un ozonizador genera ozono gas con el fin de oxidar material orgánico en un tanque de acuario y prevenir la formación de algas. Se dice que este proceso de ozonizador proporciona un ecosistema más limpio con menos mantenimiento físico requerido.

Algunas empresas, especialmente aquellas ubicadas en Asia y Europa, venden ozonizadores diseñados para el uso en el lavado de alimentos perecederos. Informan que el lavado de alimentos como frutas, verduras y carnes con agua ozonizada elimina las bacterias dañinas, pesticidas y herbicidas. Afirman además que el uso de un ozonizador prolongará la vida útil de ciertos alimentos secos, pero perecederos y mejorará el sabor del agua potable.

Los opositores de los ozonizadores afirman que las máquinas pueden emitir niveles nocivos de ozono. Vale la pena señalar que la exposición continua a ciertos niveles de ozono puede realmente crear o empeorar ciertas condiciones respiratorias. Sin embargo, en algunos países, la respiración del ozono de un ozonizador es promocionado como un tratamiento útil para una serie de dolencias.