¿Qué son las zapatillas de pedicura?

Zapatillas de pedicura, o flip-flop pedicura, son zapatos usados ​​durante una pedicura para evitar dañar el pulimento mientras todavía está mojado. A menudo están hechos de espuma cuando son proporcionados por salones y spas, y destinados a ser desechables. Por lo general son expulsados ​​después de un uso. Algunas personas optan por traer sus propias zapatillas de pedicura a una cita de pedicura, sin embargo, con el fin de ser más consciente del medio ambiente, o simplemente sentirse más cómodo usando sus propios zapatos.

Zapatillas de pedicura suelen disponer de divisores entre los dedos de los pies, para extender los dedos de los pies y evitar que las uñas de tocar, lo que arruinaría la pedicura. Algunas zapatillas de pedicura sólo cuentan con un divisor entre el dedo gordo y los dedos más pequeños, pero otros tienen divisiones entre cada dedo del pie. Estos zapatos permiten a la gente caminar por el salón o spa después de haber recibido una pedicura sin dañar la pedicura, o tener que poner sus pies descalzos en el suelo.

Por supuesto, no es un requisito para usar zapatillas de pedicura después de recibir una pedicura. Muchos salones permiten a los clientes a relajarse en la silla y tener una bebida mientras que la pedicura se seca, y luego simplemente pueden poner sus propios zapatos y salir. En general, es una buena idea usar sandalias con puntas abiertas durante unas horas después de recibir un pedicuro, para evitar que se lo dañen inadvertidamente.

Desechables zapatillas de pedicura son bastante baratos y se pueden pedir en línea a granel, o más probable de un proveedor que vende mercancías para los salones. Vienen en diferentes colores brillantes y tamaños diferentes para adaptarse a diferentes personas. Al comprar estas zapatillas a granel, es posible que vienen en un tamaño único para todos los tamaños. Es mejor para un salón tener estos artículos a la mano, así como otros suministros de pedicura, como archivos de uñas desechables, baños de pies, aceite de cutícula, loción para pies y piernas, y varios colores de esmalte de uñas.

Si se da una pedicura en casa, la compra de un par de zapatillas de pedicura y el uso de ellos mientras pinta los dedos de los pies podría hacer la aplicación del proceso más fácil. Puede ayudar a uno para obtener una pedicura más profesional y evitar errores tales como conseguir esmalte de uñas en el suelo o en los lados de los dedos. A pesar de que parecen chancletas, zapatillas de pedicura no están diseñados para ser usados ​​fuera de la casa, y sólo se debe usar en interiores o en el salón.