¿Cuáles son los mejores consejos para el apriete facial?

Hay una serie de ejercicios que se cree que son buenos para el endurecimiento facial. Masajes y máscaras faciales también son comúnmente recomendados. También puede ser útil incluir productos reafirmantes o antiarrugas en un régimen diario de cuidado de la piel. Si un individuo está interesado en procedimientos profesionales, puede considerar la terapia de microcurrent o el endurecimiento de la piel del laser.

Un medio de apriete facial es ejercitar los músculos en esa área. A diferencia de otros tipos de ejercicio, esto generalmente no requiere una ocasión especial o cualquier equipo especial. Un individuo puede ser capaz de hacer ejercicios faciales durante el día durante la conducción, el trabajo, o incluso la lactancia materna. Hay una variedad de estas actividades que se pueden aprender de libros, sitios web o DVDs.

El masaje también puede ayudar a una persona que está interesada en el apriete facial. El colágeno es un material fibroso que da a la piel, ya medida que las personas se hacen mayores se produce menos. Conseguir un masaje, sin embargo, estimula la circulación, que se cree para promover la producción. Aunque un masaje profesional puede ser más completo y más experto, el masaje se puede hacer en casa, y probablemente tendrá que ser por lo menos a veces, si los individuos siguen el consejo de tener uno diariamente.

Es una buena idea hacer un seguimiento con una máscara de apriete facial al menos una vez por semana. Estos son ampliamente disponibles de los minoristas que venden otros suministros de belleza. También pueden hacerse en casa, ya que las recetas están ampliamente disponibles en Internet y los ingredientes suelen consistir en alimentos en general. Si las máscaras se compran o se hacen, la miel es un buen ingrediente para haber incluido. También puede ser útil incluir endurecimiento, reafirmante, o anti-arrugas productos de cuidado de la piel como parte del régimen diario de belleza.

Hay una serie de procedimientos profesionales que una persona puede querer considerar para el endurecimiento facial. La terapia de microcorriente es una opción no quirúrgica. Este procedimiento indoloro implica el envío de microcorrientes a través de la piel y en los músculos faciales. Hacer esto se supone para endurecer la piel y también para reeducar los músculos. Hay máquinas que permiten a un individuo realizar este procedimiento en casa, pero hay algunos debates sobre si los resultados son comparables a hacerlo profesionalmente.

Los láseres se pueden utilizar para apretar la piel. Este es un proceso que implica el uso de luz infrarroja para penetrar en la superficie de la piel y alcanzar el colágeno. Cuando la temperatura del colágeno aumenta, se contrae, causando un efecto de apriete que es visible en la superficie.