¿Cuáles son los mejores consejos para dar un masaje de pies?

Un frotamiento de pies es una gran manera de ayudar a que alguien se relaje al final del día, y es muy simple de hacer. Hay algunos consejos generales que pueden hacer el masaje de los pies aún mejor, como remojar los pies en agua tibia durante unos minutos antes de relajar los músculos, y con una loción o aceite de masaje para hacer que las manos se deslizan más fácilmente sobre los pies. Como regla general, es preferible comenzar con golpes suaves sobre la longitud del pie para relajar los músculos antes de cambiar a un masaje más profundo con más presión.

El mejor masaje para los pies comenzará generalmente con un pie remojar en una tina de agua tibia durante unos minutos. Esta es una excelente manera de relajar los músculos y tendones apretados y adoloridos. Los pies deben descansar en un banco o una almohada para que la persona que recibe el roce de pie no tiene que sostenerlos. Muchas personas optan por usar también loción o aceite de masaje al dar un masaje de pies porque hidrata y suaviza los pies, y hace que sea más fácil para las manos a deslizarse sobre la piel sin empezar a exfoliar.

Cada persona puede tener diferentes preferencias por la cantidad de presión que les gusta en un frotamiento de los pies. Es una buena idea comenzar con una presión suave. Algunas personas empiezan apretando primero todo el pie, mientras que otras acarician la parte inferior del pie desde el talón hasta el dedo del pie. Comenzar con esta suave presión sobre todo el pie como este es el paso final en la relajación del pie, y la prevención de cualquier dolor durante el resto del masaje de usar demasiada presión. Después de este período de relajación, se puede utilizar más presión para dirigir especialmente los músculos o tendones apretados en el pie, e intentar liberar nudos.

La mayoría de la gente usará un pequeño movimiento circular o golpes más cortos cuando use más presión durante el frotamiento de los pies. Es importante no descuidar los lados de los pies, así como los arcos y los dedos de los pies para asegurar que todo el pie está relajado. Hay una serie de puntos de presión en los pies y los dedos de los pies que están conectados con el resto del cuerpo, y si usted toma el tiempo para estudiar un gráfico y aprender estos puntos de presión, también puede ser capaz de orientarlos durante el pie frotar Y ayudar a aliviar otros dolores y dolores en todo el cuerpo.