¿Cuáles son los mejores consejos para conseguir pedicura cuando está embarazada?

Obtener pedicura cuando está embarazada puede hacer que una madre embarazada se sienta relajada y hermosa, pero hay ciertas precauciones que deben tomarse en primer lugar. Los masajes deben ser realizados por profesionales capacitados de pedicura para que esta reflexología no desencadene coágulos sanguíneos o contracciones prematuras. También es útil si los pedicuros profesionales se dan en áreas bien ventiladas usando polaco que no contiene formaldehído o tolueno. Las mujeres también deben asegurarse de que el equipo esté completamente esterilizado para prevenir infecciones en los pies.

Los masajes se dan a menudo como parte de una pedicura profesional, y esto puede incluir los pies, tobillos y pantorrillas. Como resultado, las pedicuras durante el embarazo pueden ayudar a aliviar los pies doloridos o hinchados a menudo asociados con este tiempo. A pesar de que una pedicura puede aliviar este dolor en el pie, puede ser perjudicial si no se administra correctamente. Los masajes que incluyen parte del tobillo pueden causar que una mujer en su tercer trimestre experimente dolores de parto prematuros, mientras que el masaje de los terneros podría causar la formación de coágulos de sangre. Es mejor si un masaje de pies es dado por un profesional que está entrenado en el masaje del embarazo, pero si esto no es posible, los tobillos y los terneros deben ser evitados.

Pedicura cuando está embarazada puede ser perjudicial si se utilizan ciertos tipos de esmalte. Antes de tener una pedicura, una mujer embarazada debe comprobar para ver qué ingredientes contiene el esmalte de uñas. Aquellos que tienen tolueno o formaldehído deben evitarse durante el embarazo, ya que estas toxinas pueden ser perjudiciales para el feto. Incluso si el abrillantador no contiene estos ingredientes, puede haber humos excesivos. Por esta razón, una pedicura durante el embarazo se debe hacer en un cuarto bien ventilado o la mujer debe ser dada una máscara con el fin de evitar la inhalación de productos químicos nocivos.

Las infecciones de los pies pueden ser especialmente problemáticas para las mujeres embarazadas, por lo que se deben tomar precauciones adicionales. Pedicuras durante el embarazo sólo debe ser dado por profesionales capacitados que han esterilizado a fondo su equipo. También es muy importante que la sala de pedicura esté limpia y seca para evitar la propagación de bacterias, lo que podría causar una infección.

Tener una pedicura durante el embarazo puede ayudar a una mujer a sentirse bien mientras alivia los músculos cansados. Sin embargo, la seguridad para la madre y el niño es primordial. Con una planificación adecuada, las mujeres pueden tener pedicuras cuando están embarazadas, ya estén en las primeras etapas del embarazo o cerca de su fecha de parto.