¿Cuáles son los mejores consejos de higiene personal?

La buena higiene personal demuestra tanto el respeto por uno mismo como el respeto por otras personas. Consejos para la higiene personal incluyen bañarse regularmente, practicar una buena higiene bucal con cepillado y uso diario del hilo dental, mantener las manos limpias y usar desodorantes para tratar los olores corporales. Siguiendo consejos de higiene personal, las personas pueden mejorar su comodidad física, su estado emocional y prevenir la propagación de enfermedades. También pueden evitar molestar a otros con su apariencia o mal olor corporal.

Consejos básicos de higiene personal incluyen la necesidad de mantener la limpieza personal. Esto significa bañarse con jabón y agua por lo menos cada dos días. También requiere la práctica de un buen cuidado dental, incluyendo cepillado y uso del hilo dental por lo menos una vez al día. El lavado de manos también es un aspecto crucial de la higiene personal, de hecho, es tan importante que muchas instituciones e incluso los gobiernos apliquen reglas de higiene que estipulen lavarse las manos antes y después de manipular alimentos, realizar exámenes o procedimientos médicos y después de usar el inodoro. Cambiar la ropa, particularmente ropa interior, sobre una base diaria es también importante en mantener su aspecto y prevenir olores ofensivos.

Consejos de higiene personal para el cuidado del cabello incluyen la necesidad de lavar el cabello con champú por lo menos cada dos días, aunque las personas con el pelo muy fino o aceitoso puede no ser capaz de saltar un día. Si un individuo tiene problemas de movilidad física que impiden el lavado regular del cabello, el champú seco puede ser rociado en el cabello para que pueda absorber los aceites y luego ser cepillado. El champú seco es también una gran opción para los que consiguen su pelo profesional soplado-se seca y desean mantener su peinado del salón entre visitas.

La mayoría de los adultos necesitan prestar especial atención al olor corporal. Simplemente lavar con agua y jabón puede no ser suficiente para controlar el olor, especialmente en las axilas y en los pies. Los desodorantes y antitranspirantes se pueden usar diariamente para prevenir la mayoría del olor corporal, mientras que aquellos que tienen problemas con el olor de los pies pueden tener especial cuidado para lavarse los pies y usar pulverizadores de control de olor y plantillas. Mientras que el uso sutil de perfumes y lavados de cuidado corporal perfumado puede mejorar la higiene personal de una persona, exagerando cualquiera puede ser contraproducente e irritar a los que son sensibles a los olores.

El no mantener estándares normales de higiene personal puede ser un síntoma de trastornos mentales y neurológicos, como la depresión y la demencia. Si nota que alguien a quien le importa no está prestando atención a su higiene personal, puede que necesite ayuda más allá de los consejos de higiene personal ofrecidos con amabilidad. Puede ser necesario llevar a esa persona a un médico o profesional de salud mental que pueda evaluar su situación y ayudar en el desarrollo de un plan de tratamiento.